Por José Luis Ayala Ramírez

Twitter: @ayala1788

 

Es tiempo de dedicarle este espacio al director más importante en la historia del cine mexicano, un hombre que llevo al cine nacional a su cumbre y nos regaló algunos de los más grandes clásicos de nuestro cine. Si bien no nació en tierras aztecas, es prácticamente un hijo adoptivo que vino desde España para consolidarse en nuestro país como uno de los mejores directores que ha dado el séptimo arte, nos referimos por supuesto a Luis Buñuel.

El español comenzó su carrera cuando todavía el cine era mudo, con su amigo Salvador Dalí creo una de las primeras obras experimentales de este arte y una de las pioneras del surrealismo como Un perro andaluz. Luego tuvo un periodo corto en su país como director, con la Guerra Civil Buñuel llego a América y México le da un hogar donde el cineasta maduraría en todos los sentidos para darle al país su gran etapa dorada junto a otros grandes directores como Ismael Rodríguez o Emilio Fernández, pero Buñuel era sin duda el máximo representante que teníamos y el que mayores reconocimientos obtuvo. También tendría una gran etapa en el cine francés con cintas muy notables, realmente son pocos los directores que influyen en la historia fílmica de tres países diferentes, Buñuel marco huella en España, México y Francia.

Las películas del aragonés eran cada una síntoma de originalidad y experimentación, cada una aportaba algo nuevo y creaba escuela. Nadie ha retratado nuestro país tan perfectamente como él, realismo y denuncia social a la vez, su cuadro sobre la sociedad mexicana es digna de todo elogio e incluso estudio. Su capacidad para crear surrealismo era innata, sin duda es uno de los padres de este género, trataba al espectador como un ser consiente capaz de crear varias interpretaciones una vez terminado el filme, lo más increíble, lo hacía de una forma muy natural y llena de elegancia, con un solo plano era capaz de sugerir y retroalimentar.

Silvia Pinal, Pedro Armendáriz, Arturo de Córdova, Katy Jurado, Ernesto Alonso, Jaqueline Andere, son solo alguno de los nombres de actores mexicanos con lo que el español tuvo la oportunidad de trabajar, además de talentos como los de Fernando Rey y Francisco Rabal, dos de los intérpretes más importantes de la historia del cine español.

Incursiono además en los campos del teatro y la literatura, sin embargo no hay duda alguna que fue el cine donde su talento llego a su cima, donde su inteligencia llego a un grado casi insuperable, donde su nombre será recordada hasta el fin de los tiempos, un genio, un innovador, un soñador, un gigante, un surrealista, un orgullo naturalizado mexicano.

“Un paranoico como un poeta, nace, no se hace”.- Luis Buñuel

3 películas para recomendar

Los olvidados. Considerado como ya un patrimonio de nuestro país, calificada por muchos como la mejor película de la historia del cine mexicano, en este filme Buñuel retrata como nadie jamas lo ha conseguido a nuestro México, nuestra realidad, la pobreza, la sociedad, denuncia pero es lo hace con una inteligencia y sutileza que espanta. El Jaibo, Pedro, el ciego, son ya inmortales de nuestro cine.

Él. Un filme a reivindicar, no entra casi nunca entre los filmes favoritos de la gente, sin embargo se trata del mejor retrato sobre los celos que se ha expuesto en pantalla, nuevamente con una genialidad en los diálogos y exposiciones dignas de todo elogio, mientras Arturo de Córdova se luce en cada escena, con cada mirada, con cada gesto, con cada palabra, cada articulación grita celos.

El ángel exterminador. Es su película más inteligente, una historia mucho más compleja de lo que aparenta, un retrato sobre la condición humana que alcanza niveles sobrehumanos, mientras en la mente del espectador solo cabe una de las grandes cuestiones del cine ¿Por qué no salen de la casa? Surrealismo, sátira, burguesía, crítica social, y un elenco lleno de nombres que quitan el hipo. Uno de los clásicos del cine mexicano, un producto que aun hoy es capaz de sorprender.

¿Cuál es su película favorita de Buñuel?