Los discos del cajón “PARA MI PARA VOS” by TURF

 

Por Erick Gálvez Ayala

 

 

Por alguna extraña razón siempre se piensa que el rock, al menos el verdadero, tiene que ser en inglés, hay pocas evidencias de que pueda suceder lo contrario, sin embargo, una de ellas se hizo en este siglo XXI, la realizó una banda argentina, ellos demostraron que el rock puede ser en español a pesar de sus detractores.

La banda es Turf y el álbum es Para Mi Para Vos, editado en 2004, infravalorado porque la banda nunca tuvo un apoyo mediático fuerte fuera de Argentina. Inspirador, contestatario, de mover las caderas, de mover la cabeza. Todo comienza con la pieza homónima “Para Mi Para Vos”, acordes de guitarra viajando entre los Rolling Stones y de Black Crowes esperan las primeras líneas con tintes sarcásticos, quizá descarados, “Para cualquiera yo soy la entrega que nunca llega, para el bombero soy el incendio que no apago…” El tono sube para el oyente, pieza protagonizada por un ritmo festivo conforme se acerca el coro del tema, gran inicio. Pasamos al segundo track, “No Se Llama Amor“, uno de los sencillos del álbum; divertida, no hay grandes aspiraciones liricas, pasarla bien pareciese el sentido. Los teclados toman una buena presencia, el bajo acompaña una batería sencilla, una canción de radio, sin duda. “Pasos Al Costado” es una balada sencilla aunque no por eso mala, guitarras acústicas parecen recordar a sus satánicas majestades nuevamente, una relación afectuosa guía la melodía. Otro hit digno, reconfortante. “Oh Dios“, es definitivamente una canción que podrían haber nunca grabado, solamente la participación de Daniel Melingo vale la pena.

No Necesito Amarte”, regresa una guitarra poderosa a cargo de Leandro Lopatin, poderosa, nuevamente con furia, mostrando poco de correcto y mucho de ironía, “Diario (Deja Vu)” trae una pieza calmada, de vuelta a la tranquilidad, vino más flores pueden acompañarla perfectamente. “Magia Blanca” habla abiertamente de la cocaína, aquella pasión enferma del cantante Joaquin Levington, quien incluso perdió algunas de sus relaciones amorosas a causa de su adicción. La letra relata una experiencia nocturna llena de magia blanca, repleta de sueños, un viaje calmado para disfrutar, tal vez algo pop, pero efectiva.

Nos Vacían La Casa” es enigmática, acompañada por el gran amigo de la agrupación, Charly Garcia. unos teclados perfectos que dictan esta pieza, la letra es crítica con el sistema en Argentina, los delincuentes están en nuestro propio hogar, aquellos que hurtan lo que con tanto esfuerzo hemos ganado deben ser señalados. “El Espectador” continua con un mensaje critico lleno de rock, enfurece con los seres pasivos, hay que estar en la línea, juzgar, cuestionar, nunca claudicar. “Acaso No Se Da Cuenta Nadie” sigue un ritmo frenético, la intuición, el instinto, vivir al máximo, son las principales cualidades de una canción que sube y baja como juego mecánico. “El Impuesto” mantiene volumen, fuerza, no parece haber final cuando se la está pasando bien un grupo de amigos, el bajo de Carlos Tapia si bien no es el más brillante si es distintivo, un sonido cordial, juguetón.

Vil Metal” está por terminar una segunda parte del disco que pone el dedo en la llaga, la excelente letra vaga por si sola “Ese paraíso es el pretexto perfecto, si el ave de presa sigue presa, ¿ese es tu apodo o es tu nombre?…” El final llega con “Quiero Seguir Así“, una reflexión intima del cantante, culminan de manera desnuda una obra que de por si es evidente. Se muestran al natural “Quiero seguir así, quiero olvidar, si la marea vuelve a bajar, sobre la arena me voy a acostar…”

Para Mi Para Vos de Turf es un trabajo admirado por sus colegas, incluso se hizo un álbum de reversiones, una propuesta llena de rock and roll, llena de honestidad. Es necesario escucharlo para definir si se puede hacer buen rock en castellano.

 

“Es una noche más, llena de magia blanca, otra oportunidad” Magia Blanca.